IDP premia con impresora 3D a mejor proyecto de “Taller de Productos” 2016

dsc_9761
dsc_9734

El ganador salió escogido entre los finalistas, tanto de la asignatura de Taller de Productos II, como Taller de Productos IV y VI.

La iniciativa surgió por parte del profesor Ricardo Viveros, quien sentía necesaria la idea de hacer visible el aprendizaje adquirido por los alumnos de los talleres de IDP. De este modo, se seleccionó a los finalistas de entre los mejores proyectos de Taller II, IV y VI.

“Decidimos premiar al mejor proyecto y al con mejor comunicación del proceso (…) Esto va más allá de la calificación y lo único transversal a todos los talleres tienen que ver con imaginación, creatividad, innovación y emprendimiento”, señaló Viveros.

De este modo, se escogió como mejor proyecto de entre las tres asignaturas, al de la alumna Camila Ángel, de Taller de Productos IV, quien desarrolló una estación para ciclistas que transiten por la Caleta Portales, en la cual puedan, en palabras de Camila, “desconectarse de la vida cotidiana y entrar en una atmósfera de calma”.

Camila, acreedora de una impresora 3D modelo “Printrbot Play”, cree que algunos de los puntos a favor que tuvo para ser seleccionada como el mejor proyecto del año, fueron que “hubo un buen proceso de recopilar información, además del hecho de extraer los conceptos que quería rescatar de mi referente formal y llevarlo a algo concreto. Lo anterior, sumado a la modularidad del proyecto”.

Por su parte, Nicolás Acevedo, de Taller II, fue escogido como el proyecto con mejor comunicación, es decir, quien fue capaz de ordenar, de mejor manera, la información que quería entregar sobre su producto final.

Acevedo, quien se llevó un lápiz impresora 3D, cuenta que su proyecto “estuvo enfocado en un centro de niños con Síndrome de Down (…) Mi proyecto quizá no era tan innovador, ni tecnológico, pero sí era interesante el modo en que podía ser usado”.

PRIMERA VERSIÓN DEL CONCURSO

Esta fue la primera versión del concurso, pero la idea que sea tomada como una inauguración, para que el próximo año se pueda hacer una segunda versión.

“Me motiva la visibilidad del aprendizaje y esta es una instancia para hacerlo evidente. Espero que se haga una versión 2.0 mejorada, en donde se puedan integrar a todos los talleres, tanto del primer, como del segundo semestre”, recalcó Viveros.

Nicolás Acevedo agregó que “es súper bueno que participen todos los talleres, porque estamos evolucionando del taller anterior, y por ende, algunas habilidades están más desarrolladas (…) Me parece un muy buen incentivo”.

Finalmente, en cuanto a la realización de este concurso, la ganadora al mejor proyecto puntualizó que “es excelente, porque es súper gratificante sentir que lo que estás haciendo alguien más lo está viendo y sirve para empezar los talleres desde el principio con más motivación”.

 

Los comentarios están cerrados.