Sophia Vega, Camila Ángel y Raúl Gajardo, Ing. en Diseño de Productos, forman parte del desafío de Balloon Latam para impulsar la innovación social

December 28, 2018 2:05 am


La empresa de innovación social, Balloon Latam, fundada el 2011 busca promover la acción colectiva para impulsar el desarrollo sostenible en las comunidades de América Latina, a través de un programa de aprendizaje basado en la inmersión social en diversos destinos del mundo, generando impacto en emprendedores locales, así como cambios en la comunidad a largo plazo.

Sus objetivos son:

  • Innovar endógenamente, fortaleciendo las comunidades.
  • Incidir en políticas públicas, visibilizando las necesidades y la realidad local.
  • Formar agente de cambio, los cuales se quieran hacer cargo de las problemáticas que los rodean.
  • Descentralizar modelos, haciendo consientes a las comunidades de su propio entorno.

Es así, como este 2018, en la 8va versión del programa realizada en Chile entre las fechas 06 y 16 de diciembre, la convocatoria buscó a personas capaces de hacerse cargo de los desafíos locales con su conocimiento y pasiones personales.

Tres alumnos de Ingeniería en Diseño de Productos, motivados por generar cambios en las comunas del país e impulsados por sus experiencias y motivaciones personales decidieron participar en este desafío, Sophia Vega, Camila Ángel y Raúl Gajardo, quienes emprendieron camino al sur del país a comprometer su identidad y visión profesional con ese entorno.

Raúl tuvo la gentileza de compartir su experiencia, la cual a sus 24 años y egresado de IDP, pensó en seguir fortaleciendo a través del desarrollo en terreno y en localidades donde sus conocimientos, a un paso de ser profesional, podrían generar un mayor beneficio.

La región específica de este año fue el Maule, considerando las localidades de Vichuquén, Iloca, Licantén, Hualañé donde se distribuyeron los distintos participantes de este desafío. Fue así como donde posterior a una segmentación Raúl fue asignado a Iloca, sector fuertemente afectado por el terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero del 2010 junto con Camila, mientras que Sophia fue derivada a Vichuquén.


Cuando se le pregunta a Gajardo sobre las dificultades que tuvo al trabajar en comunidad y con distintas disciplinas éste comenta “Siento que IDP nos enseñó mucho a trabajar con personas que son parte de un equipo de trabajo y personas que son parte de un contexto, donde existen necesidades y problemas por resolver. Durante nuestro proceso de formación, nos convertimos en profesionales flexibles, que saben trabajar en entornos de alta incertidumbre y que gracias a esa habilidad en esta localidad que fue fuertemente afectada, pudimos responder de muy buena manera, por lo que más que una dificultad, esta experiencia fue una oportunidad de mostrar estas habilidades”, complementando con “cada participante de Balloon tenía algo que aportar, diferentes estudiantes de diferentes regiones y con contextos diferentes, todos con muchas ganas de entregar y aprender, era la oportunidad perfecta, para que a través del diseño, conectásemos tanto conocimiento variado”.

“La comunicación al iniciar los primeros días, fue algo nuevo e interesante” declara Raúl, “se logró comunicar de manera efectiva el conocimiento que nos entregó Balloon, todo esto a través del lenguaje verbal, kinestésico y visual como base. Uno de los grandes desafíos fue aprender a acercarse a estas personas con las que viviríamos mucho, aterrizar ese conocimiento técnico que uno trae de la universidad, y hacerlo claro y comprensible para un emprendedor que se encuentra en este tipo de contexto, me hizo entender que mientras más cariño y pasión uno le inyecte a lo que quiere transmitir, mejor se comprenden las cosas”.

Esta experiencia no solo impactó a la comunidad, sino que además ayudó a reafirmar en Raúl las proyecciones personales a futuro en cuanto a su manera de enfrentarse a proyectos, con respecto a esto comenta “siento que me cambió, me enseñó mucho, me hizo darme cuenta de muchas cosas y todo va ligado a lo que quiero hacer a futuro. Me aclaró que me gusta trabajar con las comunidades, que me encanta trabajar con las personas y para las personas. Que el diseño es un área transversal, donde IDP y las herramientas que nos entrega la carrera, nos permite movernos en este ecosistema de manera muy dinámica, adaptándonos frente a las necesidades de cualquier equipo de trabajo o de cualquier persona”.

Al preguntarle si recomendaría a sus compañeros integrar los futuros programas de Balloom Latam nos dice,” Lo reafirmo…es una experiencia única y muy enriquecedora, una experiencia que te hace pensar y mucho, reafirmas tus ganas de ser un agente de cambio, un sujeto activo en la sociedad en la cual vivimos y que es afectada constantemente por un sinfín de problemas…. Muchas veces olvidamos como ser personas, nos focalizamos tanto en lo técnico que se nos olvida hasta cómo conversar con el que tenemos al lado, nos mueve el ego y constantemente la vida es una competencia. Siento que en este último aspecto Balloon me cambió mucho la percepción que tenía, somos conectores, facilitadores en un mundo complejo, en donde el trabajo con personas de diferentes áreas, es uno de los estímulos más potentes que podemos recibir, que nos puede ayudar a entender de mejor forma que queremos, y porqué estamos donde estamos”.

Con respecto a su propia visión de futuro, lo que le espera después de esta experiencia, Raúl finaliza “tomar decisiones, pero siempre ligado al trabajo con la gente, …… hoy hay muchas personas que tienen problemas que resolver, así que qué mejor que aportar y facilitar sus vidas con las herramientas que hoy tengo y que me quedan por aprender”.

 

 

Tags: , , , , , , , , ,

Categorías: , , , , , ,

Escrito por Francisca Mediavilla